Cerrar

Red GEM España, apoyado por Enisa, ha publicado un informe con recomendaciones para el emprendimiento ante la crisis COVID-19

Publicado por Delgado
viernes, 13 de noviembre de 2020 a las 12:48

El impacto de la COVID-19 en toda la sociedad, y en particular en el mundo del emprendimiento, está siendo profundo y evidente. Por este motivo, el Observatorio del Emprendimiento de España, conocida como RED GEM, institución avalada por Enisa, acaba de publicar un informe nacional en el que refleja las inquietudes de quienes emprenden y las medidas que esperan de las autoridades públicas para responder a la situación y desarrollar un ecosistema emprendedor competitivo.

El estudio “Situación del emprendimiento en España ante la crisis de la COVID-19. Análisis y recomendaciones”, apoyado a su vez en un informe internacional que ha identificado lo que está aconteciendo en el resto de Europa, expone cuatro recomendaciones generales para paliar y minimizar los efectos provocados por la pandemia en el ecosistema emprendedor y hacerlo más competitivo.

Según el informe la solución pasa por aplicar cuatro recomendaciones políticas:

  1. Fomento de los valores y competencias emprendedoras en todos los ciclos educativos. Así se consigue una sociedad próspera con espíritu emprendedor apoyada en la iniciativa innovadora y empresarial.
  2. Debate constructivo sobre el futuro del trabajo, para responder a las necesidades del tejido productivo, considerando también los modelos híbridos relacionados con el intraemprendimiento, la colaboración y la flexibilidad, que facilitan el máximo aprovechamiento de las oportunidades de trabajo y las competencias profesionales de la ciudadanía.
  3. Diseño de políticas gubernamentales más ágiles. Lo que implica la reducción de los procesos administrativos y la mejora de los tiempos de respuesta. Este paso ha de ir en paralelo con una revisión de la legislación fiscal que facilite e incentive la actividad emprendedora.
  4. Apostar por nuevas fórmulas públicas, privadas y mixtas de financiación en las diversas etapas del proceso emprendedor, incentivando tanto los proyectos innovadores como los que estabilicen el empleo y la supervivencia de sectores clave para la estabilidad del tejido productivo y la economía. Además, habría que tenerse en cuenta las necesidades de liquidez, la reestructuración de la deuda, y la inversión en proyectos de futuro.
5
994 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar