Cerrar

¿Reemplazarán los robots a los trabajadores del futuro?

Juan Carlos Peris, de Cognitive Robots reflexiona con nosotros sobre el potencial de la robótica aplicada al campo de los servicios

Publicado por zubiria
lunes, 06 de diciembre de 2010 a las 13:31

Cognitive Robots

La sustitución de seres humanos por máquinas en el lugar de trabajo ha dado otro paso, y parece de ciencia ficción. Investigadores japoneses han dado a conocer un modelo de robot que podría convertirse en un trabajador humanoide servil. Sus creadores, Industrias Kawada y el Instituto Nacional de Ciencia Industrial Avanzada y Tecnología (AIST), esperan que el ingenio pueda ayudar a aliviar la preocupante e inminente escasez de mano de obra en Japón.

Desde Cognitive Robots, empresa ubicada en Castellón, dedican gran parte de sus recursos a la investigación y el desarrollo de nuevos productos de alta tecnología para su incorporación en el mercado. Desde CEEI Castellón hemos querido que , como expertos en robótica, dibujen en qué punto se encuentra el sector en la actualidad.

¿Cómo de lejos está esto de la realidad? Cómo de factible es que realmente los robots sustituyan a humanos en el desarrollo de ciertos trabajos? ¿Está sucediendo ya?

Realmente ya hace mucho tiempo que los robots están sustituyendo a los humanos en ciertos trabajos, tales cómo las cadenas de montaje en la industria automovilística. La diferencia es que hasta ahora dichos robots estaban encerrados en fábricas.

Otro dato que se comenta en la noticia es el precio: el precio de lo que se describe en su modelo como "de bajo coste" es de 26 millones de yenes (unos 200.000 euros) cada uno. Sus creadores esperan vender entre tres y cinco unidades por año!!!

Si, existe una gran diversidad de robots disponibles en el mercado, que van de las más simples plataformas con ruedas hasta los más avanzados robots humanoides, cada uno con su precio. Él robot de Kawada es uno de los más avanzados, y aún así el precio no es muy excesivo. Otro robot creado recientemente, el PR2 de Willow Garage, una empresa americana, se mueve con ruedas y es un poco más caro.

Muy vinculado al tema de robótica, salió publicada no hace mucho tiempo una noticia que decía: Científicos de EEUU fabrican piel artificial, científicos de la universidad de California han desarrollado un nuevo material electrónico al que han bautizado como e-piel, que permite que, implantada en robots, éstos puedan ser capaces de sentir el sutil peso de una mosca sobre sus dedos. ¿Qué opinión te merece esta noticia?

Se trata de una fina lámina compuesta de nanotiras de silicio y cubierta de pequeños sensores del tamaño de un píxel. La nueva piel electrónica, descrita en Nature Materials, es capaz de detectar presiones muy leves, como la de una mosca, contactos algo más fuertes, como el de una tecla de ordenador, o el que se ejerce cuando una mano agarra un cazo. La e-piel sólo necesita cinco voltios para funcionar.

La idea de sus creadores, financiados por el Ejército de EEUU, es permitir que futuros robots sean capaces de manejar objetos con más precisión e incluso usar el material en prótesis biónicas destinadas a personas que hayan perdido una de sus extremidades.

Si tenemos en cuenta estas dos noticias, parece que el mundo de los robots está mucho más cerca de lo que pensamos, ¿realmente es así?

Como hemos comentado antes, se han hecho grandes avances en cuanto a desarrollo mecánico y electrónico y también en nanotecnología, pero queda mucho trabajo por hacer para que los robots puedan realizar las tareas rutinarias que nosotros realizamos. Además existe un problema que limita de momento la operatividad de los robots: las baterias.

Aún así iremos viendo cada vez a más robots realizando tareas humanas, las cuales irán complicándose con el tiempo, llegando al final a incorporarse en nuestra sociedad, pero no sera algo inmediato, será más un desarrollo gradual.

¿En qué ámbitos es más habitual encontrar a robots que han sustituido el trabajo de personas?

Sustituir totalmente el trabajo de personas se ha realizado desde hace muchos años en las cadenas de montaje de las fábricas. También podemos encontrar robots teleoperados para la desactivación de bombas o exploración de lugares peligrosos. Actualmente se están realizando grandes esfuerzos para aumentar el campo de acción de los robots, sobre todo para que puedan realizar nuestras tareas cotidianas.

Pero, ¿todos los robots son igual de “inteligentes” o autómatas”?

No, los robots en las fábricas que hemos comentado antes se pueden ver cómo autómatas reprogramables, los cuales realizan la misma acción para la cual han sido programados. Y no necesitan más, cumplen su función perfectamente.

La inteligencia entra en escena cuando un robot ha de reaccionar en respuesta a situaciones diferentes y desconocidas, y ello aparece cuando queremos que los robots interactúen con el mundo real. La inteligencia puede ir desde reconocer una cara y realizar o no un saludo cortés hasta responder a una orden para ir a un lugar determinado para recoger un objeto y traerlo.

Hoy en día los robots más avanzados realizan unas pocas tareas inteligentes, las cuales las realizaría un niño de dos años sin problemas.

Exactamente, ¿qué significa la robótica cognitiva?

La robótica cognitiva es la rama de la robótica que se ocupa de proporcionar al robot la manera de cómo comportarse autonomamente frente a diferentes objetivos en entornos complejos utilizando procesos cognitivos similares a los que realiza el ser humano para desenvolverse en su entorno cotidiano, que involucran inteligencia: representación, razonamiento y aprendizaje.

¿Cual es su finalidad? ¿para qué sirve?

Todo ello sirve para dotar al robot de mayor futonomía y flexibilidad. El objetivo es sacar los robots de las fábricas, hacerlos autónomos y llevarlos al entorno humano.

¿Desde cuando surgió esta preocupación por crear robots y dotarlos de inteligencia? La historia de la robótica ha estado unida a la construcción de "artefactos", que trataban de materializar el deseo humano de crear seres a su semejanza y que lo descargasen del trabajo.

Durante los siglos XVII y XVIII en Europa fueron construidos muñecos mecánicos muy ingeniosos que tenían algunas características de robots. En 1738 se creó un pato mecánico capaz de comer, agitar sus alas y excretar.

El término robot se popularizó con el éxito de la obra RUR (Robots Universales Rossum), escrita por Karel Capek en 1920. En la traducción al inglés de dicha obra, la palabra checa robota, que significa trabajos forzados, fue traducida al inglés como robot.

El término robótica es acuñado por Isaac Asimov, definiendo a la ciencia que estudia a los robots. Asimov creó también las Tres Leyes de la Robótica. En la ciencia ficción el hombre ha imaginado a los robots visitando nuevos mundos, realizando tareas peligrosas, o simplemente aliviando de las labores caseras.

Barreras que aún quedan por superar en el campo de la robótica

Una completa autonomía en cualquier entorno. Todavía no existe el robot capaz de trabajar de una manera completamente autónoma en cualquier entorno humano. Ello involucra el manejo de muchas actividades inteligentes, que para nosotros pueden pasar desapercibidas. Por ejemplo pensemos y tratemos de describir todos los pasos necesarios que hemos de realizar para ir al supermercado y comprar un litro de zumo de naranja de una marca determinada.

Existen soluciones para entornos bien definidos con un grado de autonomía relativo.

Es decir, se ha de trabajar mucho en el desarrollo de las capacidades cognitivas de los robots.

Otro problema importante es la autonomía de funcionamiento. Hoy en día los robots humanoides más complejos sólo funcionan durante unos 20 minutos.

Más información sobre Cognitive Robots, pincha aquí

2.95
visitas hoy 1 · visitas total 9.933

Usuario: zubiria

Canal: CEEI Castellón

Fecha publicación: 06/12/2010 13:31

Url: http://ceeicastellon.emprenemjunts.es/?op=8&n=2648

Comentarios

Usuario sin logear

Envía tu comentario

Debes iniciar sesión - Hoy 09:28

Título:

Comentario:

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar